"TAN SOLO POR LA EDUCACIÓN PUEDE EL HOMBRE LLEGAR A SER HOMBRE."

Immanuel Kant

NOVEDADES | EL MIRADOR: Nativos tecnológicos: la influencia de los medios de comunicación, aspectos positivos y negativos.

30/05/2018

La tecnología como parte de la cultura, debe estar necesariamente en la escuela. Los medios de comunicación y sus contenidos son el centro de atención de los jóvenes y adolescentes, que los consumen constantemente: novelas, propaganda, noticieros, la música, el cine y las nuevas tecnologías, entre otros. Ellos no sólo integran el consumo cultural, sino que influyen en el modo de adquirirlo. Hasta tal punto ocurre esto que la televisión, y los medios en general, “no sólo son parte de la vida cotidiana, sino que son la vida cotidiana”.

Las características de los nativos digitales en la que vivimos tienen una considerable influencia sobre los jóvenes. Los factores sociales ejercen también su influencia en los adolescentes. Un ejemplo clarificador lo tenemos en los medios de comunicación que trascienden a los cuatro vientos formas de vida que tienen como eje fundamental el consumo, la superficialidad, la agresividad y la violencia, la imagen, un concepto de la vida delirante e ilusorio donde las cosas se logran fácilmente sin esfuerzo, la moda, etc. Estos son valores propagados todos los días por las empresas mediáticas y que influyen esencialmente en las personas más vulnerables a nivel cultural y social.
Los medios masivos de comunicación clasifican a los jóvenes y adolescentes como: los jóvenes consumidores, desinteresados y peligrosos.
La televisión no sólo influye en el consumo cultural de los adolescentes, sino también en los valores. La transmisión de valores, es uno de los aspectos más importante en la vida de las personas. Aunque se inculcan ante todo en el núcleo familiar, pero el adolescente los aprende en todo momento en diferentes ámbitos en donde emplea su tiempo.
EL adolescente a través de la televisión se acopla a sus ídolos reales como, por ejemplo: Maradona, Tinelli y Britney Spears, que lo hacen caer fácilmente en lo ordinario, vulgar y que lo lleva a conductas desvergonzadas.
El problema está en la forma como la televisión presenta los valores al adolescente. Los ejemplos y modelos a seguir (mujeres semidesnudas, la utilización de vocabulario no adecuado, la presencia de jóvenes que escapan de la escuela para ir a divertirse, entre otros) son en la mayoría de los casos nocivos para una mente y espíritu en desarrollo. Las actitudes, las opiniones o comportamientos que se transmiten por televisión no siempre ayudan a la persona, sino que la ridiculiza, humillan o someten, entonces se habla de difusión de antivalores.
Y aunque muchos dicen que la televisión transmite siempre lo que el público les pide, las diversas protestas demuestran lo contrario, que la televisión no emite habitualmente lo que el público quisiera ver.
La televisión no busca dar una lección de buenas costumbres de moral, y se olvida que los adolescentes necesitan principios fundamentales de honestidad, claridad y conciencia.
Los adolescentes a través de los medios de comunicación consumen lo que son las publicidades de moda, alcohol, estereotipos, cigarrillo, tecnología, marca de indumentaria, etc.
Los medios de comunicación muchas veces venden a los adolescentes como violentos adictos, apáticos y sin compromiso.
El problema convive en los adolescentes frecuentemente, no saben distinguir entre lo que es útil en los medios y lo que es dañino; algunos pasan muchas horas frente al televisor con los audífonos escuchando música, chateando largas horas, etc.
Los medios pueden brindar información clara, confusa, objetiva y adicta depende de quién elabore el mensaje o el contenido.
La mirada de los adolescentes nos muestra una tendencia: tenemos jóvenes hiperconectados, aficionados a las redes sociales y los videojuegos, con bajo acceso a servicios y actividades culturales y desempleados. Este es el punto de partida de la generación en la que están difundidas las esperanzas de transformación del país.
Los medios de comunicación, los estereotipos, la violencia, los videos juegos, las bandas de música, trastorno de alimentación y la política, son los consumos que los adolescentes adquieren día a día y lo llevan a la práctica en su vida cotidiana.
Entre los aspectos positivos se encuentran los siguientes:
•    A través de ellos podemos estar informados de todo lo que acontece en el mundo: economía, sucesos, noticias de mayor o menor importancia, el avance meteorológico, política, avances técnicos, etc.
•    En cuanto a los aspectos negativos, he de resaltar que normalmente son debidos a un mal uso de estos medios (dedicarle excesivo tiempo), fomentación de valores negativos sobre todo en niños/as y adolescentes, debido a los valores de los mensajes que nos transmiten.
Actos de violencia, No adaptación de los horarios de las películas, series y programas que no están indicados para niños/as y los programas basura que la mayoría nos transmiten valores negativos.
Docente: Jardinez, Yesica Eliana
Profesora en Informática y Licenciada en Gestión Educativa