"TAN SOLO POR LA EDUCACIÓN PUEDE EL HOMBRE LLEGAR A SER HOMBRE."

Immanuel Kant

NOVEDADES | EL MIRADOR: La escuela para todos/as.

30/06/2018

Las personas al igual que las aves, son diferentes en su vuelo, pero iguales en su derecho a volar.

Cuando hablamos de inclusión educativa, debemos pensar en una escuela para todos y todas los niños, niñas y adolescentes. Es decir, que cada uno de ellos, tiene el derecho a recibir educación en la escuela que llamamos “común”, porque es el lugar que les va a garantizar no solo la apropiación de contenidos académicos: también sociales.
 
Cuando hablamos de todos y todas las niñas, niños y adolescentes, hacemos referencia a los ricos, pobres, vulnerables, en contexto de libertad, encierro o con necesidades educativas derivadas de la discapacidad. Pensamos entonces: ¿Qué sentido tiene la escuela inclusiva?
 
En una sociedad con tantas dificultades, pensar en un mundo para todos/as es casi una utopía. Desde los comienzos de la historia, los seres humanos hemos vivido en conflicto permanente con el “otro”. Ese ser que, a pesar de pertenecer a nuestra misma especie, se nos hace de una ajenidad inconmensurable.
 
Las prácticas discriminatorias, la hostilidad entre grupos y la intolerancia hacia la diferencia: sea esta de índole racial, cultural, sexual o ideológica, son la prueba. Desde la escuela, nos parece un desafío buenísimo. Queremos proyectar en nuestros estudiantes, a los futuros líderes del país, soñar con que serán motor de cambio: solidarios, empáticos, asertivos, hospitalarios. En definitiva, buenas personas. Eso es lo que nos moviliza a pensar en una escuela donde, además de aprender matemática y lengua, podamos desarrollar habilidades sociales para convivir mejor.
 
La escuela para todos/as, es el lugar en donde esperamos que comience a construirse, un mundo donde nadie quede afuera.
 
Bibliografía: Pitaro Hoffman Giselle – Zeballos Muniz Matilde
“Inclusión e integración en la Escuela Secundaria”
Editorial Dunken (2016)
Res. 311/16 www.abc.gov.ar