"TAN SOLO POR LA EDUCACIÓN PUEDE EL HOMBRE LLEGAR A SER HOMBRE."

Immanuel Kant

NOVEDADES | EL MIRADOR: A 202 años de la Declaración de Independencia. Reflexiones de libertad.

01/08/2018

Los actos patrios escolares son momentos importantes para que nuestros docentes aporten su pensamiento a través de palabras meditadas, que ahondan en el espíritu educativo que podemos revivir a través de la historia. Para este nuevo aniversario de la Independencia Argentina, elegimos un discurso que retrata de manera elevada ese espíritu que guía la labor diaria en nuestro Instituto.

Hoy me invitaron a compartir unas palabras a modo de reflexión sobre la fecha que conmemoramos. Para eso, me propuse primero, reflexionar acerca de la palabra Independencia. Dice el diccionario que la palabra Independencia es la cualidad de aquello que no está subordinado a otra cosa. El concepto de Independencia se asocia al concepto de Libertad. Ahora, ¿Qué es país independiente? ¿Cuál es la importancia de pertenecer a un País independiente? En este punto es en donde me detengo y me propongo reflexionar para participarles lo que pienso:
Un país independiente es ante todo un país con un pueblo libre. Y esta libertad está conformada por derechos, por valores, por una conciencia histórica que nos permita reconocernos como seres históricos y que nos permita conocer el pasado para entender el presente y construir un futuro. Un pueblo libre es un pueblo con voz propia, con la capacidad de pensar por sí mismo, de sacar sus propias conclusiones a partir de las múltiples lecturas que nos deja ver la realidad.
Un pueblo libre es aquel que es respetado, que no es subestimado, que es reconocido y defendido por quienes deben rendir por él. Un pueblo libre es aquel en donde cada ciudadana o ciudadano puede decidir y construir su propio destino y reconocerse en su tierra, en su Patria, en su historia y con sus pares.Creo que cuando Manuel Belgrano dijo que “la vida es nada si la libertad se pierde” se refiere a algunas de estas ideas que me permito pensar y decir.
Por eso, debemos honrar el legado de nuestros próceres. De aquellos que tanto lucharon por liberarnos de la monarquía española y el dominio extranjero. Pero nos invitó a pensar qué nos domina hoy como sociedad, desde lo político hasta lo cultural y a partir de eso, repensar la idea de independencia.
Honrar el legado de aquella decisión tomada en el Congreso de Tucumán ese 9 de julio de 1816, significa no sólo conmemorar esta fecha, sino también, construir día a día la independencia de nuestro país. Desde la escuela, nuestras casas, la familia, los amigos y todos los ámbitos sociales de los que formamos parte.
Construir un país independiente es seguir educando, estudiando, cuidándonos y respetándonos entre nosotros.
Para que un País sea definitivamente independiente, necesita que su pueblo se informe, se forme, que lea, que interprete, que escuche, que mire, que diga. Que incluya, que no discrimine, que defienda la conciencia de igualdad, que entienda que existe un otro que puede no ser igual que uno, que pueda no pensar igual que uno, pero que aun así ese otro merece el respeto.
Estamos ante una nueva configuración de las sociedades de nuestro país, de Latinoamérica y del mundo entero. Estos cambios necesitan que nuestros pueblos estén despiertos, formados y educados.
Nos invitó como comunidad educativa, a estudiantes, docentes, directivos, autoridades, a construir independencia todos los días. Hoy, mañana, pasado y siempre. Sin perder la alegría, el amor por aquellos que nos rodean, el valor del pensamiento y de la reflexión.
Nos queda mucho trabajo por hacer. Algunos, como yo, recién empezamos. Sigamos educando y aprendiendo por una sociedad cada día un poco mejor. Por un país libre, por una Latinoamérica unida y por un mundo en paz, cuidemos y construyamos la independencia todos los días.
Mariana Rojas
Realizadora audiovisual y docente